D.C. United 0 - 3 Real Madrid

El FedEx Field asistió a una nueva exhibición ofensiva del Real Madrid. Los goles tardaron en llegar, pero la bella factura de los mismos hizo que mereciese la pena la espera. Higuaín, en dos ocasiones, y Robben tras una espectacular vaselina muestran al mundo que este Real Madrid va muy en serio. Tres goles que son el mejor resumen del éxito que han tenido los blancos en esta gira. Cabe reseñar que antes del partido se guardó un emotivo minuto de silencio en memoria del que fuera capitán del Espanyol, Daniel Jarque; asimismo, todo los jugadores del Real Madrid lucieron un brazalete negro en señal de duelo. Una victoria que, sin duda, el equipo de Pellegrini quiso brindar a toda la familia españolista.

En el día más caluroso del año en Washington, llovieron goles en el FedEx Field. Tantos como tres. El Real Madrid llevó el espectáculo a una grada ávida de fútbol en una segunda parte para enmarcar en la que destacaron sobremanera Robben e Higuaín.

Era un día idóneo para seguir buscando el equipo tipo que quiere encontrar Pellegrini antes de que de inicio la competición. El técnico chileno apostó por un 4-5-1 en el que Xabi Alonso, en su primer partido como titular, daba salida al esférico.Kaká y Cristiano Ronaldo, por su parte, intercambiaban posiciones mientras que Higuaín actuaba como principal referencia ofensiva. Se pudo ver por primera vez a Pepe y Albiol ocupando el centro de la zaga, una pareja de centrales que se complementa a la perfección por su rapidez, inteligencia e intuición.

El inicio del encuentro no pudo ser más esperanzador. El Real Madrid salió dispuesto a mandar y, prueba de ello, las primeras ocasiones cayeron de su lado. Sneijder (7´), Albiol (13’) y Kaká (16’) –en las tres jugadas participó un activo Granero- lo intentaron sin éxito minutos antes de que llegase la mejor ocasión del encuentro. La jugada se inicio en los pies de Drenthe. El holandés observa el desmarque de Cristiano Ronaldo y con una precisa asistencia de más de 20 metros deja a su compañero en un escorado mano a mano con el cancerbero local. El remate del portugués se marcha desviado a escasos centímetros de la portería defendida por Wicks (18’).

Una elaborada jugada finalizada por Kaká (20´) –fue asistido por Higuaín de tacón- daba paso a un tímido dominio visitante debido, en gran medida, a que el D.C. United es un equipo mucho más rodado que los blancos. No en vano, su temporada dio inicio cuatro meses atrás, concretamente en el pasado mes de abril. A pesar de ello, el primer acto finalizó con una ocasión visitante en la que Higuaín estuvo cerca de batir de cabeza a Wicks tras un gran centro de Drenthe.

Decidieron dos genialidades de Robben e Higuaín
Dos sustituciones decidió Pellegrini tras el descanso. Cristiano Ronaldo y Sneijder daban paso a Arjen Robben y Raúl… y la primera ocasión del segundo acto la tuvo el extremo holandés en su pierna derecha (51’). Un activo Robben recibe, encara a Jakovic y con dos amagos secos a izquierda y derecha se marcha de su marca. Wicks le gana la partida en el mano a mano finalmente en una ocasión que dio paso a un recital ofensivo sin límites que llevó el delirio a la grada y la impotencia a la defensa local.

Higuaín fue el encargado de dar comienzo al festival goleador. El argentino recibió en la medular y con una galopada de las que tiene acostumbrado al Santiago Bernabéu se deshizo de cuantos rivales le salieron al paso para superar al portero local con total tranquilidad (57’). Esta jugada espoleó a los blancos que sólo necesitaron dos minutos más para marcar el tanto de la tranquilidad. Higuaín también fue el encargado de anotarlo aunque el mérito fue colectivo. El final de la jugada lo resume a la perfección: Granero –gran partido del canterano- saca el tiralíneas para asistir de forma milimétrica a Robben quién al primer toque se la cede a Higuaín para que éste recorte al portero y remate a placer.

La sustitución de Garay por Xabi Alonso adelantaba la posición de Pepe. El improvisado mediocentro –posición que no le es desconocida puesto que la ha ocupado en varias ocasiones con Portugal- fue el encargado de asistir a Robben en el tercero de la noche (68’). El holandés controló y sin dejar caer el balón se inventó una maravillosa vaselina que levantó a los más de 70.000 espectadores que se dieron cita en el FedEx Field. Pudieron ser másRaúl estrelló un balón en el poste-, pero no se necesitaron para demostrar que este Real Madrid carbura a la perfección. Esta gira americana no hace más que corroborarlo.

Fuente: RealMadrid.es

Noticia enviada por: Cop

Noticia publicada: 10-08-2009

Noticia En Fútbol vista: 1071 veces

Envia esta noticia a tus Redes Sociales:

Comenta esta noticia a través de tu Facebook:


COPIA Y PEGA ESTA NOTICIA EN TU BLOG O WEB SITE!

Como la mayor�a de webs, usamos cookies. Si contin�as navegando, consideramos que aceptas su uso. M�s informaci�n aqu�. Aceptar