El Barça se deja 2 puntos

Uno de los colectivos más combativos del Espanyol se llama Orgullo Perico. El club entero lo fue ayer, en el explosivo primer derbi en Cornellà-El Prat frente al Barça. Desde el más chiquito de sus socios hasta Callejón, ese guerrero. Orgullo. Convicción. Su secular voluntad de inquebrantable resistencia. Bemoles. Vergüenza. Casta. Y calidad, ¿eh? Que sólo con lo de antes no se le supera al Barça y el equipo de Pochettino tuvo ayer su calidad. Sólo le faltó el gol, un rematito, un guiño de la fortuna que mereció pues, ¡oh!, remató más que su rival. En aquel tiro de Osvaldo que desviaron entre Valdés y el palo por recordar la ocasión más clara para noquear a un Barça al que zarandeó durante la primera mitad hasta reducirle a una caricatura del equipo que hacía justo una semana tomó el Bernabéu.

Y es que el fútbol es así de grandioso: un Espanyol de potencial incomparable al del Madrid y otros que se han cruzado en el camino azulgrana enseñó cómo se le juega a este Barça. Con todo lo de antes: orgullo, convicción, inquebrantable voluntad de resistencia, bemoles, vergüenza, casta y calidad. Fue especialmente emotivo ver cómo una camiseta blanquiazul, o dos, o tres, las que hicieran falta, se abalanzaban para recuperar la pelota. Todos a una Pericoovejuna se multiplicaron para cerrar los caminos hacia Kameni y salir pitando en dirección Valdés. Mordiendo y tocando, tocando y mordiendo, siempre con velocidad, sentido y remate.

El primer tiempo del Espanyol no se si se lo ha jugado alguien al Barça esta Liga, diría que no. El líder fue un centro de Pedro que se envenenó y dio en el larguero por la parte de arriba. El canario desapareció acto seguido y debíamos andar por el minuto 5... Xavi fue enseguida abducido por el fútbol-enjambre de los centrocampistas rivales, excelso Baena, y la mano que echaron los laterales. Messi, arriba, quedó aislado y a merced de los impasables Pareja y Víctor Ruiz. ¿Kameni? Competición pudo ahorrarse el perdón; tan bien lo hicieron sus defensores que pasó casi desapercibido.

El primer tiempo, repito, fue por lo menos de 1-0. El control fue blanquiazul fruto de su tremendo desgaste sin un despiste y su buen sentido del juego. El Barça esperaba un partido duro y no se equivocó. No le pusieron una alfombra precisamente y se debió batir en retirada viendo cómo remates de Baena, Callejón, Luis García y el citado de Osvaldo no entraban de milagro. Un primer tiempo que lo tuvo todo menos justicia, ese golito que tanto mereció el juego local..

Ganaron, sí.

La incógnita en el descanso era si los pericos tendrían gasolina para continuar igual. Les mantuvo su fe. Guardiola reaccionó tarde (no creo que me expulsen de Cataluña por decirlo) y sin suerte: cuando puso a Keita y Henry, y su equipo empezó a tener la pelota, Alves vio la roja por derribo al increíble Hulk Callejón. Peleó el Barça buscando la jugada mágica, aislada y casi la cazaron entre Messi y Xavi, pero no se les dio. Hubiese sido cruel porque la tarde fue perica, incluso no ganando. Hay veces que pasa eso, que ganas aunque no ganes. ¿A que me entienden? ¡Grande Espanyol, sí!

El detalle: Pochettino se le atraganta a pep

En el último año y medio, Pochettino se le atraganta a Guardiola. Han jugado en cinco ocasiones y en dos de ellas el resulatdo fue 0-0. En la vuelta de la Copa del año pasado ganó el Barça por 3-2 y este año en Liga 1-0. Los pericos ganaron por 1-2 el año pasado.

Fuente: As.com

Todo sobre el Barcelona en el FORO.

Noticia enviada por: Cop

Noticia publicada: 18-04-2010

Noticia En Fútbol vista: 1543 veces

Envia esta noticia a tus Redes Sociales:

Comenta esta noticia a través de tu Facebook:


COPIA Y PEGA ESTA NOTICIA EN TU BLOG O WEB SITE!

Como la mayor�a de webs, usamos cookies. Si contin�as navegando, consideramos que aceptas su uso. M�s informaci�n aqu�. Aceptar