El Barcelona pasa a cuartos

El Barcelona se clasificó para los cuartos de final de la Liga de Campeones tras imponerse con facilidad al Stuttgart en el Camp Nou por un amplio marcador de cuatro goles a cero. El conjunto de Guardiola dominó el partido durante los noventa minutos y su clasificación le coloca como único equipo español que sigue vivo en la competición. Al borde del cuarto de hora de la primera mitad, Messi adelantó al conjunto culé con un zurdazo que se coló por la escuadra derecha e hizo inútil la estirada del decadente Lehmann. Pocos minutos después, una buena combinación entre Messi y Touré sirvió para que Pedro subiera el segundo tanto local al marcador y sentenciara la eliminatoria. El Stuttgart no dio muestras de poder complicar la vida al Barcelona en ningún momento del choque. A falta de media hora para el final, Messi certificó la goleada con su trigésimo primer gol de la temporada. En los minutos finales, Bojan logró el cuarto tanto local. El conjunto catalán conocerá a su rival en la siguiente ronda el próximo viernes en el sorteo que tendrá lugar en Nyon.

El enfrentamiento entre el Barcelona y el Stuttgart, correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, partía con el conjunto culé como claro favorito tras el resultado de empate a uno logrado en Alemania. Contra todo pronóstico, Guardiola decidió dejar en el banquillo al criticado Ibrahimovic, que venía de cumplir sanción ante el Valencia, dando entrada a Henry. El gol logrado por Ibra en el choque de ida le valía al Barcelona para conseguir el pase a cuartos con un empate a cero, pero no es ese el estilo de Guardiola, que volvió a exigir lo máximo a los suyos para evitar sorpresas y continuar su defensa del título. Ante ellos un equipo que llegaba "con respeto hacia el Barcelona", pero que confiaba en sus posibilidades como se encargaron de aclarar Cacau y Gross. Xavi y el joven portero Ulreich se perdieron el choque.

El Stuttgart era consciente de que debía hacerse con la posesión del balón para no dejar al Barcelona elaborar su habitual fútbol de toque. Así, el conjunto alemán ejerció en el primer tramo del partido una buena presión muy arriba que obligó en más de una ocasión a Valdés a despejar con balones largos. Sin Ibrahimovic como referencia clara en ataque, Messi tardó poco en liberarse y convertirse en el falso punta que había logrado seis goles en los tres últimos partidos disputados. El argentino fue el encargado de poner en aprietos por primera vez a Lehmann con un disparo desde fuera del área que obligó al veterano meta a hacer su primera intervención de mérito en el partido. La buena colocación del equipo alemán sobre el césped hizo que el conjunto español se mostrara incómodo en los primeros minutos de partido.

Los problemas que sufría el Barcelona se acabaron al borde del cuarto de hora de partido, momento en el que Messi agarró un balón en la zona de tres cuartos y, tras avanzar algunos metros, clavó un fantástico zurdazo en la escuadra de Lehmann subiendo el primer gol local al marcador. El trigésimo gol de esta temporada del pequeño jugador argentino comenzó a despejar el camino del Barcelona hacia los cuartos de final de la Champions. La tranquilidad absoluta llegó pocos minutos después con una buena combinación entre Messi y Touré, que sirvió para que Pedro lograra el segundo tanto azulgrana a puerta vacía. Con amplia ventaja en el marcador el Camp Nou respiraba tranquilo, mientras que el Stuttgart se mostró con mucho miedo, atenazado y temoroso ante la idea de que su rival sentenciara la eliminatoria con un tercer tanto. Los de Gross acabaron la primera mitad mostrando una clara incapacidad para hilvanar jugada alguna con peligro.

Tras el intermedio, Gross movió ficha desde el banquillo y retiró a Celozzi para dar entrada a Gebhart para buscar más profundidad en el juego de Stuttgart, algo imprescindible para un equipo que necesitaba marcar dos goles en el estadio del mejor equipo del mundo para acceder a la siguiente ronda del torneo. Las intenciones alemanas se quedaron en nada ante el dominio que mostraba el Barcelona de la posesión y de los tiempos del partido. El conjunto alemán fue desbordado una y otra vez por el equipo de Guardiola cuando los azulgranas se animaban a meter una marcha más al encuentro. La posesión y la presión azulgrana, acompañadas por el desesperanzador marcador, fue acabando con las pocas esperanzas que mantenían los jugadores visitantes conforme avanzaban los minutos. A falta de media hora para el pitido final, Messi certificó la goleada con el tercer gol de su equipo, segundo en su cuenta particular. En los minutos finales, Bojan consiguió el cuarto y definitivo tanto.

El Barcelona se convierte en el único equipo español que sigue vivo en la Liga de Campeones tras la eliminación de Real Madrid y Sevilla ante el Lyon y el CSKA, respectivamente. El conjunto de Guardiola accede a cuartos de final del campeonato y seguirá defendiendo el título logrado la temporada pasada. Tras superar los octavos con cierta facilidad, el conjunto culé centra ya su mirada en el sorteo que tendrá lugar el próximo viernes en la sede de la UEFA en Nyon y en el que se sabrá su nuevo escollo en su camino hacia la final del próximo 22 de mayo en el Santiago Bernabéu.

Fuente: As.com

Entra al foro de Deportes de PeSoccerWorld.com

Noticia enviada por: Cop

Noticia publicada: 18-03-2010

Noticia En Fútbol vista: 1203 veces

Envia esta noticia a tus Redes Sociales:

Comenta esta noticia a través de tu Facebook:


COPIA Y PEGA ESTA NOTICIA EN TU BLOG O WEB SITE!

Como la mayor�a de webs, usamos cookies. Si contin�as navegando, consideramos que aceptas su uso. M�s informaci�n aqu�. Aceptar