Guardiola se puso a la defensiva, y se invento un pais

Hay que pensar, leer, escuchar, contrastar, sopesar, volver a pensar, construir un discurso, rebatírtelo a ti mismo, escuchar de nuevo, tomarse un ibuprofeno y, sólo entonces, volver a pensar para ponerse a escribir. No es fácil emitir una opinión, fijar una posición ante hechos tan extraños encadenados. Cuando no estás en la cocina del problema, sólo te puedes guiar por los olores que desprende el guiso. Y cuando éstos son todos a rancio, hace falta ser un buen sumiller antes de emitir un juicio.

Sí, ahora a quién le importa lo que yo opine sobre esto. Posiblemente a nadie, pero Fernando Teixeira Vitienes tuvo que cumplir el expediente y recibir decenas de llamads. Su cabeza debía estallar cuando, finalmente, dio inicio al partido con 45 minutos de retraso, incumpliendo el reglamento a instancias de la RFEF. Ésta es su acta: lean y opinen.

Llego tarde a este debate, como el Barcelona al partido...

Desde que lo entrena Guardiola, el Barcelona viaja en el mismo día del partido al campo en el que debe presentarse. Lo hace así en la competición nacional, no en la europea, porque la UEFA no se lo permite. Sin embargo, en España, los árbitros, según el artículo 177 del Reglamento General, "están obligados a pernoctar, la víspera de la fecha en que se celebre el encuentro que hayan de dirigir, en la misma localidad en que aquél tenga lugar".

Ya el mes pasado, el Barça llegó al campo del Getafe apenas 50 minutos antes del inicio del encuentro. Con ese precedente, y habiendo una huelga salvaje de controladores aéreos, más valía prevenir.

Dice el FC Barcelona, según la carta de su presidente Rosell, que no hizo nada por su cuenta, que siempre actuó de la mano de la Federación cuando se dijo que el partido se aplazaría al domingo. Pero Osasuna no sabía nada. Y el artículo 214.3 del mismo Reglamento General es muy claro: "La RFEF [...] podrá, ponderando la concurrencia de especiales circunstancias y a solicitud de uno de los clubs contendientes, con la anuencia del otro, autorizar que se adelante o retrase un determinado encuentro". Y, claro, los de Pamplona se rebelaron y se negaron.

Se jugó a la fuerza de los hechos consumados, comunicando un aplazamiento sin que el equipo local hubiese sido informado. Aficionados, televisiones, el mismo club... se sintieron traicionados y maltratados. Ninguneados en una palabra. Y dijeron 'no'. No había 'especiales circunstancias', al menos sobrevenidas, porque la huelga se inició un día antes. Y de Barcelona a Pamplona hay poco más de 400 kilómetros. Saliendo el mismo sábado por la mañana, se llega a almorzar a la capital navarra.

Con eso, el equipo de Guardiola hubiese cumplido el punto 1 del artículo 215, que reza: "Los equipos deberán presentarse en el terreno de juego con una hora,al menos, de antelación a la señalada para el comienzo del partido deque se trate". El mismo apartado deja al Barcelona y a la propia Federación en evidencia. Dice que la RFEF puede instar a adelantar la llegada de un club para "determinados partidos". Es decir, que el viernes, sabiendo que el Barça siempre trata de viajar en el mismo día, alguien podría haber obligado a los culés a salir hacia Pamplona, pues ya se había larvado el caos.

También dice ese mismo artículo 215, en su punto 2, que "10 minutos antes de la hora fijada para el inicio del encuentro no se podrán hacer ejercicios de calentamiento". Y su punto 3 es el definitivo: "A la hora fijada, el árbitro dará la señal de comenzar el encuentro. Si transcurridos treinta minutos a partir de aquélla, uno de los equipos no se hubiera presentado [...] se consignará en el acta [...] y se le tendrá por no comparecido". Más claro, agua.

Osasuna fue magnánimo después de ser ninguneado. Pudo negarse a jugar a las 20.45 y ganar el partido 3-0 en los despachos. Pero prefirió perderlo en el campo 0-3. La Federación se salvó de un enorme ridículo por su connivencia con el capricho culé, pero quedó retratada gravemente por la sucesión de hechos. Y el FC Barcelona mostró una obstinación irracional por viajar sólo en avión aduciendo que AENA les confirmó que podrían... ¿Acaso el Barça es la única institución que no se enteró de lo que estaba pasando? A eso debía referirse Guardiola, cuyo último argumento a la defensiva fue: “Somos de un país llamado Cataluña y estamos ahí arriba, en una esquina, así que pintamos poco en todo lo demás. Si quieren engañar a la gente, allá con sus problemas”.

Pues sí engañaron a la gente, a la 'gent blaugrana'.

Fuente: Marca.es

Noticia enviada por: Cop

Noticia publicada: 06-12-2010

Noticia En Fútbol vista: 2171 veces

Envia esta noticia a tus Redes Sociales:

Comenta esta noticia a través de tu Facebook:


COPIA Y PEGA ESTA NOTICIA EN TU BLOG O WEB SITE!

Como la mayor�a de webs, usamos cookies. Si contin�as navegando, consideramos que aceptas su uso. M�s informaci�n aqu�. Aceptar