Impecable Webber, inesperado Alonso

La sonrisa de Fernando Alonso debía ser de esas eternas, de las que se recuerdan cuando uno está sentado en una hamaca con el nieto al lado. Fue un instante inesperado, lo que convierte ese momento, en el que el asturiano rueda lento saludando a los miles de personas que se han dejado su dinero en mitad de la crisis para animarle, para decirle que esté donde esté ellos estarán ahí, una multitud de azul y rojo que llenaba las tribunas de Montmeló. Porque el segundo puesto de Alonso en Barcelona no es una victoria, pero hace realidad ese tópico que habla de podios que son más que un triunfo.

Cuando faltaban poco más de diez vueltas para terminar Fernando era cuarto, lejos del tercer puesto de Sebastian Vettel, más aún de un Hamilton inmenso que estaba haciendo, una carrera más lo que muchos esperaban del ovetense, y a una eternidad de un impresionante Webber. El australiano ha completado un fin de semana perfecto, pole y victoria, la tercera de su carrera deportiva, la primera de esta temporada en la que se convierte en el cuarto piloto que gana este año. Solo Button, quinto en España, ha repetido y sigue líder ya con sólo tres puntos de ventaja sobre Alonso que es segundo en el Mundial.

La carrera transcurría tranquila, sin apenas adelantamientos, sólo hubo tres y todos a Hulkenberg. Y con malas noticas, De la Rosa tenía que abandonar después de que le tocaran en la primera vuelta, los dos Hispania se quedaban fuera y Alguersuari tenía que entrar a un drive throught y solo podía ser undécimo. ¿Y Alonso? Alonso era cuarto sin posibilidad de más. La pleyade de ilustres comentaristas en la tele hablaban de los buenos tiempos con Renault y uno sentía pena. Tanto tiempo queriendo ir a Ferrari para acabar con nostalgia del pasado azul que no volverá. Y Hamilton se ponía segundo desde la tercera plaza, aguantó bien a Alonso en la salida y después voló para recuperar un puesto a Vettel en la salida de boxes.

Con Webber no podía nadie. En la vuelta 16 ya estaba doblando a Chandhok y volaba por Montmeló con un coche perfecto. Más atrás, Schumacher, finalmente cuarto, su mejor resultado del año, aguantaba a Button y un pobre Massa. Y Alonso rodaba y rodaba...

Hasta que Vettel se empeñó en dar la razón a aquellos que le situan un peldaño por debajo de Alonso y Hamilton, sin duda los dos mejores pilotos de la actualidad, se fue largo en una curva y tuvo que entrar a boxes a cambiar la rueda, después tuvo problemas de frenos y entró casi de casualidad. Alonso ya era tercero.

El podio estaba asegurado para el de Ferrari. Pero las buenas noticias para los españoles no acabaron ahí, Hamilton, que acababa de marcar vuelta rápida se fue en el curvón largo, con la rueda delantera izquierda destrozada, sufrió un accidente del que, afortunadamente, salió ileso y ahí terminó su carrera. Alonso segundo, Alguersuari, décimo. Puntos, por segunda vez.

Esta vez Fernando, genial al exprimir su monoplaza donde no llega, tuvo la suerte que pedía el año pasado, "para cuando luche por el Mundial", decía. Pero ese segundo inesperado no debe hacer olvidar que el Ferrari no está a la altura, que de no ser por dos errores o fallos mecánicos, hubiera sido cuarto.Y dando el máximo del coche. Que terminó a más de 24'5 segundos de su amigo australiano y que Felipe Massa, el hombre que evidencia la verdadera medida del coche rojo, acabó sexto a más de un minutos y cinco segundos del ganador. Aún hay mucho que trabajar en Maranello...

Button se mantiene al frente de la clasificación del campeonato del mundo con 70 puntos, tres mas que Fernando Alonso y diez mas que Vettel.

Fuente: As.com

Comenta esta noticia en el FORO.

Noticia enviada por: Cop

Noticia publicada: 09-05-2010

Noticia En Formula1 vista: 1128 veces

Envia esta noticia a tus Redes Sociales:

Comenta esta noticia a través de tu Facebook:


COPIA Y PEGA ESTA NOTICIA EN TU BLOG O WEB SITE!

Como la mayor�a de webs, usamos cookies. Si contin�as navegando, consideramos que aceptas su uso. M�s informaci�n aqu�. Aceptar