Latigazo del Valencia

Hoy no se podía fallar. Con la dura eliminación de la Copa todavía en el ambiente los de Emery no podían desperdiciar una nueva ocasión.

Primero porque se lo debían a Mestalla que este año está viendo pocas victorias en directo de su equipo y segundo porque el Valencia con una victoria dejaba a quince puntos al Villarreal, a ocho al Sevilla y a sólo tres de desventaja del Madrid tras las derrotas de los de Pellegrini y del conjunto de Nervión este fin de semana.


Era una oportunidad de oro para certificar su tercera plaza en la clasificación y por qué no luchar con Madrid y Barça por el título. El rival no era el idóneo para soñar con todo eso, ya que el conjunto valencianista no ganaba al Villarreal desde la campaña 04-05. Pero ayer todo fue diferente y por fin se ganó con contundencia y se acabó la mala racha frente al equipo amarillo.

Todos sabían de la importancia de este encuentro. Por ello, salieron a matar al rival desde el minuto uno. No dieron opción al Villarreal durante toda la primera parte. El dueño del juego y de las ocasiones fue el Valencia. Banega ejercía desde director de orquestra, con Mata, Villa, Silva y Joaquín como sus mejores músicos. El tridente letal estaba enchufado y con muchas ganas.

Y pronto demostraron que el Valencia no estaba dispuesto a desaprovechar la ocasión de dar un martillazo a la clasificación. En los últimos años el conjunto ché no se había encontrado una posibilidad tan clara para alejarse de sus rivales como esta. Los jugadores lo sabían, por eso a los 6 minutos ya se habían adelantado gracias a una conexión perfecta entre Villa y Silva que finalmente acabó resolviendo Éver Banega con un derechazo desde fuera del área.

El partido se había puesto bien. Pero el Valencia quería más. Tenía ganas de goles, sobre todo Villa que desde hacía un mes no marcaba en Liga. Una racha que pocos minutos después del primero aniquiló gracias a la ayuda del canterano Kiko que le hizo un claro penalti que el Guaje disparo al fondo de las mallas con una potencia increíble.

Con el Valencia dominando y con el Villarreal que no llegó a las inmediaciones de la portería de César se llegó al descanso. En la Segunda el conjunto de Emery cedió algo de terreno al Villarreal. Pero con la lección aprendida de Coruña que no había que dormirse y buscar el tercero.

Con la eliminatoria de Riazor aún en la mente. El Valencia no perdió en ningún momento la cara al encuentro. Atacó y buscó el gol con insistencia y el mínimo error de los de Valverde lo aprovecharon. Precisamente así llegó el tercero de Silva. Aunque fue un gol amargo, ya que a los pocos minutos el Villarreal aprovechó un error tonto de Alexis para acortar distancias.

Ese gol hizo temblar a Mestalla. Pero ayer no había motivos para pensar en los fantasmas del pasado. El Valencia sabía lo que se jugaba y estuvo a la altura de las circunstancias. Buscó aumentar la ventaja a su favor en todo momento. El marcador lo cerró el Guaje con una de esas jugadas que tanto le gusta ver a la afición del Valencia y que la levanta de sus asientos. Silva para Mata, este para Villa y gol ¡Qué fácil! ¿Verdad? Echábamos de menos esa conexión letal. Menos mal que han vuelto.

Publicado por Verónica Nogales en FIFA-Champions.com

Noticia enviada por: fifachampions

Noticia publicada: 18-01-2010

Noticia En Atletismo vista: 1075 veces

Envia esta noticia a tus Redes Sociales:

Comenta esta noticia a través de tu Facebook:


COPIA Y PEGA ESTA NOTICIA EN TU BLOG O WEB SITE!

Como la mayor�a de webs, usamos cookies. Si contin�as navegando, consideramos que aceptas su uso. M�s informaci�n aqu�. Aceptar