Brasil conquista la casa de Messi

Brasil dio una lección de efectividad a Argentina, a la que ganó 1-3 en Rosario (la ciudad natal de Leo Messi) con una brillante actuación de Kaká, Elano y Luis Fabiano y confirmó su participación en el Mundial 2010 tres jornadas antes de que terminen las eliminatorias en Sudamérica.

Un equipo consolidado superó a otro cuyo proyecto que no termina de dar frutos en un choque de alto voltaje, con numerosas situaciones frente a las porterías, en las que Brasil brilló y convirtió su victoria en indiscutible.

Dos goles de Luis Fabiano y uno de Luisao dejan traumatizado al equipo de Maradona, que cambió de estadio para sumar a sus recursos la presión del público contra el rival y que sólo demostró garra y actitud en la segunda parte, lo que resultó insuficiente.

La albiceleste salió a por todas
El equipo local elaboró un dominio amplio en los primeros tramos del choque en base a la sociedad formada por 'La Brujita' Verón y Leo Messi en el centro del campo, respaldados por un sólido bloque de medios y la rápida apertura del juego por parte de Dátolo por la izquierda y Maxi Rodríguez por la otra banda.

A Brasil comenzó a costarle la recuperación de la pelota y resolvió casi todos los embates ofensivos albicelestes dentro de su área, frente a un Messi escurridizo, profundo, por momentos intratable.

En 20 minutos los argentinos generaron cuatro situaciones de peligro frente a Julio César y todo indicaba que Brasil quedaba pendiente de algún destello de Kaká, de una esporádica combinación suya con Robinho, o de algún invento de Luis Fabiano, aunque para todo ello necesitaba juego.

Elano dio la vuelta al partido
Pero el que apareció en escena fue Elano y con dos balones parados puso a Argentina en la congeladora. A los 24 minutos con un tiro libre alto con el que La torre' Luisao -el futbolista de mayor estatura del partido- abrió el marcador con un remate de cabeza.

Ocho minutos después el disparo de falta de Elano salió al ras del suelo, los argentinos se desorientaron y Luis Fabiano, libre de marcajes, aumentó la ventaja a 2-0.

Brasil echó agua al fuego y silenció a Argentina
Argentina se derrumbó. Dejó de hacer el juego profundo de los primeros minutos, bajaron los rendimientos de Dátolo y Maxi, Verón perdió precisión, 'El Apache' Tévez comenzó a chocar y Messi no encontró la manera de llegar al área con posibilidades.

En media hora Brasil echó agua al fuego que había dentro del campo y en los graderíos. Y, tras lograr la ventaja, comenzó a poner en evidencia el desequilibrio del conjunto albiceleste, impulsado por su carácter, por el fervor contagioso de su banquillo y por los gritos de su afición.

Los 'bajitos' argentinos intentaron la reacción...
Para intentar el desquite en la segunda parte Maradona alineó a los bajitos Messi, Tevez y Agüero, y dejó fuera a Maxi. Le importaba, por sobre todas las cosas, descargar todas las baterías en el área brasileña, aunque el equipo se expusiera al contraataque.

El cambio surtió efecto, Argentina obligó a Brasil a retroceder con un juego vertiginoso y una sucesión de remates desde todos los ángulos, hasta que Dátolo recibió un pase de Verón y desde media distancia anotó a los 65 minutos.

... hasta que Kaká descubrió su magia
Como si nada hubiera pasado, un iluminado Kaká volvió a quebrar al equipo de Maradona con una asistencia perfecta para que Luis Fabiano pusiera el marcador 1-3 un minuto más tarde, en un partido trepidante.

Argentina se desesperó y falló. Brasil mantuvo el orden, demostró que Lúcio es uno de los mejores defensas del mundo, jugó al contraataque y se llevó una victoria que deja a los argentinos a distancia de la clasificación.

Fuente: Marca.com

Toda la información sobre tu selección en el FORO

Noticia enviada por: iLPaTxI

Noticia publicada: 06-09-2009

Noticia En Fútbol vista: 1380 veces

Envia esta noticia a tus Redes Sociales:

Comenta esta noticia a través de tu Facebook:


COPIA Y PEGA ESTA NOTICIA EN TU BLOG O WEB SITE!

Como la mayor�a de webs, usamos cookies. Si contin�as navegando, consideramos que aceptas su uso. M�s informaci�n aqu�. Aceptar