El Barcelona golea al At. Madrid (5-2)

Se imaginaba, pero no se pensaba, no bajo los conceptos certeros de que marca el pensamiento. Nadie podía pensar en otro 6-1. La historia no se podía repetir, menos en un tiempo tan cercano ¿o si?. Pero este Barcelona récord no tiene límites y gusta de hacerse homenajes a la historia, a su historia, un verdadero grande.

Y digo verdadero, porque el Aleti hace rato que lo único que tiene de grande es su afición, que es mucho, lo es todo para el club rojiblanco. Porque los jugadores no transpiran la camiseta, se ha visto ante el APOEL, porque su defensa es una gelatina que baila de un lado al otro al son del rival que tenga enfrente.

Para ser un grande también hay que recordar la historia, la gloriosa historia que deposita a un club en el ícono de los referentes mundiales. El Barcelona es un club mundial. Su categoría va más allá de la Liga, su juego pasa lo exquisito, es simple, sabe rotar, dar el pase al mejor ubicado, contener al rival con el balón en su poder, porque su defensa no existe porque es el ataque.

Pero no vamos a descubrir al Barcelona ahora, ni tampoco vamos a descubrir al Atlético ahora. Sólo con ver los partidos de Champions nos podíamos hacer a la idea de que era previsible que pasara lo que pasó. Pero en estos encuentros especiales, tan de derbi, algunos ilusos teníamos la ilusión puesta en que las fuerzas se equiparen. Por amor propio, sólo eso se le pedía al Aleti en el Camp Nou.

Sin embargo, en los rojiblancos reinó la indolencia, y también la impotencia. Los colchoneros salieron al campo a jugar de igual a igual al Barça y se encontraron con la dura realidad de saber que son inferiores, como equipo y como individualidades. Desde la concentración que implica jugar en el Camp Nou en adelante... a los 3 minutos Ibrahimovic ya había abierto el marcador.

Y a los 30 minutos el Barcelona ya había dejado claro cuál era el equipo de jerarquía europea y cuál el de cabotaje. Messi -tras gran pase de Xabi y desparramar por el césped a Roberto-, Alves -con un libre directo fortísimo-, y todo definido. A los 41 minutos Keita -culminando un jugadón de Ibra y Lio- ponía las cifras en un 4-0 irremontable.

El resto sobró. Porque Abel Resino no podía meter mano en el resultado, porque aunque quiera, su mente estaba más en que pase el tiempo lo más rápido posible a sabiendas que en el banquillo tampoco estaba la solución. El descuento de Sergio Agüero fue tan sólo un descuido del Barça más que un mérito rojiblanco.

La segunda parte mostró más de lo mismo y algo de respeto, no por el espectáculo, sino por el rival. El Barcelona controló todas las acciones y no quiso dejar más en ridículo al Aleti. El uruguayo Diego Forlán descontó, una vez más, por demérito blaugrana, en concreto de Valdés, y no por salir a buscar el gol.

El Barcelona hizo lo que quizo con el Aleti, y lo demostró en el minuto 93, cuando Messi -luego de una brillante combinación de Iniesta con Dani Alves- cerró el 5-2. El Barça repite la historia ante el Aleti, y si sigue así, la repetirá esta temporada. El Aleti repite la historia ante el Barça, y si sigue así, la repetirá esta temporada... ¿cuánto tiempo más le queda a Resino?

Fuente: goal.com

Todal información sobre el tu equipo en el FORO

Noticia enviada por: iLPaTxI

Noticia publicada: 20-09-2009

Noticia En Fútbol vista: 1164 veces

Envia esta noticia a tus Redes Sociales:

Comenta esta noticia a través de tu Facebook:


COPIA Y PEGA ESTA NOTICIA EN TU BLOG O WEB SITE!

Como la mayor�a de webs, usamos cookies. Si contin�as navegando, consideramos que aceptas su uso. M�s informaci�n aqu�. Aceptar