El Madrid golea en su estreno

No se le podía pedir más al primer partido del Real Madrid en su estreno europeo en tierras suizas. El equipo luchó, tocó y goleó a un rival al que la calidad madridista se le atragantó ya en la primera mitad, donde los goles de Cristiano Ronaldo, Raúl e Higuaín sentenciaron el primer asalto en el Letzigrund Stadion. Tras la reanudación, un penalti inexistente y un gol a la salida de un corner le dieron al Zúrich más alas de las que merecía. Pero este Real Madrid ha aprendido a sufrir y a empezar de cero cuando las cosas se complican. Y de la mejor manera posible: jugando al fútbol. Cristiano Ronaldo volvió a aumentar la distancia de falta y Guti cerró de vaselina una victoria contundente y merecida que avisan de que este equipo viaja despacio, pero seguro, hacia la final del Bernabéu.

Se sabía de antemano que había muchas ganas de fútbol. Se sabía que la Champions siempre es algo especial, diferente. Se sabía que la intención de este Real Madrid es ir a por todas esta temporada. Se sabía que este equipo ha juntado a muchos de los mejores jugadores del mundo y que tiene una plantilla compensada en las que hay muchos onces titulares. Se sabía que todos sueñan con esa ansiada final en el Bernabéu… Así que no era complicado imaginar el resto. Con cuatro caras nuevas respeto al partido del pasado sábado ante el Espanyol (Pepe, Drenthe, Cristiano y Raúl), los madridistas saltaron al césped del Letzigrund Stadion con la primera puesta, calentando motores para quemar rueda a su debido tiempo. Porque este equipo no tiene prisa, ni nervios. Y demostrando que el fútbol de toque que tanto le gusta a Pellegrini, y al madridismo, ha calado hondo en la plantilla.

Tres goles para abrir boca
Es justo decir que el Zúrich salió fuerte en los minutos iniciales, dispuesto a plantarle cara a un rival que era en teoría superior y que lo fue también en la práctica. Pero la primera internada fue para los suizos. Magairaz cuelga al segundo palo un corner que toca Stahel y Tihinen remata de tacón para que Casillas atrapara sin mucha dificultad (8’). Mientras, el Real Madrid seguía cambiando de marchas lentamente, sin apresurarse. Cristiano subía la banda, Raúl se adentraba desde el centro, Higuaín lo intentaba por la derecha… pero la defensa suiza conseguía contener como podía las internadas madridistas. Así que llegó el momento de acelerar y Cristiano Ronaldo colaba al fondo de las mallas una falta ejecutada desde la frontal que voló por encima de la barrera y pasó como un misil al lado de Leoni, que no pudo hacer nada para detener el potente disparo del portugués (27’). Y entonces comenzó otro partido.

Este Real Madrid ha aprendido a sufrir y a luchar y eso suele tener recompensa. Impecables en defensa (mención especial al regreso de Pepe) y fluidos en el centro del campo, los blancos empezaron a tocar y tocar al mismo ritmo que cansaba a su rival. Apenas cinco minutos después del cañonazo de Cristiano llegaba el segundo. Higuaín se adentra en el área, chuta en semifallo y Raúl, que siempre anda por ahí, la empuja con la izquierda para poner el 0-2 en el electrónico y sumar su gol número 65 en Champions (33’). Los hombres de Pellegrini ya eran dueños del balón y del partido, pero quería más. Cumplido el 45’, mismos protagonistas con la misma efectividad. Pared del Raúl con el argentino, que la coge de cara, se da un autopase y rompe a Rocha para batir a Leoni y redondear el marcador. 0-3 y a vestuarios.

Victoria sufrida en la reanudación
A pesar del resultado no se amedrentó la grada (la curva sur no cesó de animar durante todo el encuentro) y tampoco lo hizo el Zúrich. Los suizos saltaron al césped con las mismas ganas pero con los dientes mucho más afilados. Las faltas se sucedían una y otra vez sobre los madridistas, tónica general durante todo el encuentro. Y llegó la peor noticia del partido cuando Xabi Alonso se lesionaba en el tobillo derecho en un balón dividido y tenía que dejar su puesto a Gago (59’). Mientras, el Zúrich intentaba el primer mordisco en las botas de Koch. Pero no llegaría ahí el gol, sino en una jugada con polémica incluida. Vonlanthen se adentra en el área, Casillas sale a por el esférico y el delantero se tira engañando al colegiado. Penalti y amarilla. Ejecutó y marcó Margairaz (62’).

Se envalentonó el Zúrich y pilló desprevenido al Real Madrid, que aún se recuperaba de la injusticia. Vonlanthen ejecutaba un corner al segundo palo que Aegerter cabeceaba en boca de gol recortando peligrosamente distancias. Así que los blancos se echaron agua en la cara y quisieron dar un puñetazo encima de la mesa. Al final fueron dos. El primero lo dio el mismo protagonista que abrió el marcador. Y con el mismo estilo. Falta perpendicular de Cristiano Ronaldo desde 30 metros con Leoni en el punto de mira. El portero suizo quiso despejar la embestida de puños y terminó por meter el balón al fondo de las mallas (88’). Cumplido el 90’, y sólo ante el guardameta local, Guti remataba el partido con una vaselina que cerró el magnífico estreno de los madridistas en la Champions. Una parada menos para llegar al Bernabéu.

Fuente: RealMadrid.es

Comenta esta noticia en el Post Oficial del Real Madrid

Noticia enviada por: Cop

Noticia publicada: 16-09-2009

Noticia En Fútbol vista: 1157 veces

Envia esta noticia a tus Redes Sociales:

Comenta esta noticia a través de tu Facebook:


COPIA Y PEGA ESTA NOTICIA EN TU BLOG O WEB SITE!

Como la mayor�a de webs, usamos cookies. Si contin�as navegando, consideramos que aceptas su uso. M�s informaci�n aqu�. Aceptar